• White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon
LA ROCA
   Church

336-813-9705

churchlaroca@yahoo.com

Central Office: 2017 W. Clemmonsville Rd.

                        Winston-Salem, NC 27127

Winston-Salem:

Domingos 10:30am

890 E. 11th St. Winston-Salem (Kennedy HS)

Greensboro:

Domingos 1:30pm

2400 S. Holden Rd. Greensboro

©2023 by Trinity Urban Church. Proudly created with wix.com

En esto creemos.

La Roca pertenece a “La Iglesia Wesleyana”, y esto es lo que se conoce como nuestros artículos de Fe Religiosa. En la Iglesia Wesleyana creemos en…

 

La Trinidad: 1 Juan 5:7

Tenemos un solo Dios, manifestado en tres personas de una misma esencia, poder y eternidad: el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo.

Creemos que el Padrees el Principio de todo lo que existe. Jesucristo, es el unigénito Hijo de Dios, concebido por el Espíritu Santo y nacido de la Virgen María, verdadero hombre y verdadero Dios. El Espíritu Santoes el que administra la gracia a toda la humanidad.

 

La Biblia es Palabra de Dios: 2 Tim. 3:16

Creemos que los 66 libros de las Santas Escrituras, son la inspirada escrita Palabra de Dios; no tienen error en sus manuscritos originales, y han sido transmitidas actualmente sin la corrupción de alguna doctrina.

 

El Matrimonio y la Familia: Génesis 2:24

El plan de Dios para la sexualidad es que debe ser expresada solamente en una relación matrimonial de toda una vida entre un hombre y una mujer.

El divorcio: Consideramos que el adulterio es la única base bíblica para el divorcio. Mat. 19:9. Creemos que la persona puede ser restaurada después de haber pasado por el divorcio, aunque no deja de ser algo malo delante de Dios.

 

La Expiación: Hebreos 9:26

Creemos que el sacrificio de Cristo en la cruz, provee la perfecta redención por todos los pecados del mundo entero, y es eficaz para la salvación de todos, sólo cuando se arrepienten y creen en Jesucristo.

Creemos que después de haber sido regenerado se puede caer en el pecado, pero, por la gracia de Dios, se puede encontrar el perdón y la restauración.

 

Los Sacramentos: Bautismo y Santa Cena

Creemos que el bautismo en agua es un sacramento de la iglesia, ordenado por Cristo para ser administrado a creyentes. Por medio del bautismo, el creyente declara su fe en Jesucristo como su Salvador. Mateo 28:19.

Creemos que la Cena del Señor es un sacramento y una señal del mutuo amor de los cristianos. Lucas 22:19-20.

 

Los Dones del Espíritu: Romanos 12:6-8

Son las habilidades que el Espíritu Santo reparte a los miembros, para la edificación del cuerpo de Cristo.

El Don de Lenguas: Creemos en el don de lenguas, según es explicado en 1 Corintios 14. Lo consideramos como un don más que el Espíritu Santo da a algunos, para edificación y comunicación más íntima con Dios. No promovemos la creencia que el don de lenguas, es la evidencia del bautismo o la llenura del Espíritu Santo, sino un don que Dios da para edificación personal y para edificación de la Iglesia cuando se interpreta debidamente.

 

Las Buenas Obras: Gálatas 2:16

Creemos que las buenas obras, aunque no pueden salvarnos de nuestros pecados, son fruto de la fe.

 

La Segunda Venida de Cristo: Apocalipsis 22:20

Creemos que Cristo regresará por segunda vez. Cuando regrese, Él cumplirá todas las profecías hechas referentes a Su triunfo final y completo sobre el mal.

 

El Destino Final: Mateo 25:34-46

El destino final del hombre está determinado por la gracia de Dios y la respuesta del hombre, es decir que no está determinado por algún decreto arbitrario de Dios.

El cielo con su eterna presencia de Cristo, es la morada final de aquellos que escogen la salvación que Dios provee por medio de Jesucristo. El infierno con su eterno sufrimiento y separación de Dios es la morada final de quienes descuidan esta gran salvación.

 

La Santidad: Hebreos 12:14

Creemos que la santificación es esa obra del Espíritu Santo por la cual el hijo de Dios está separado del pecado y es capaz de amar a Dios con todo su corazón y caminar irreprensible en todos Sus mandamientos. No consideramos que esta santidad se logra por alguna manera de vestirse en particular, sino que es un resultado de la obra del Espíritu Santo en el corazón del cristiano.

Para mayor información en cuanto a la doctrina Weleyana visite